Naturaleza, patrimonio, deporte, música y gastronomía son los pétalos de las flores que forman un proyecto turístico en Cieza: la floración.

El interior de la Región de Murcia nos invita a vivir la primavera y a disfrutar de uno de los mayores espectáculos que nos ofrece la naturaleza, la floración.

Un manto de flores rosas y blancas cubre los campos y anuncia la llegada de la primavera. Melocotoneros, albaricoques y ciruelos se transforman con el cambio de estación y llenan de color y de olor.

La belleza de su paisaje le ha valido a esta localidad murciana el apodo de “Perla del Segura”. Cieza es, sin duda, una de las ciudades más bonitas de la provincia.

Colores, sabores y aromas inundan campos y huertas durante algo más de un mes creando fantásticos mantos que hay que disfrutar con calma. La belleza es excepcional, solo hay que ver las imágenes.

Y no hay nada como pasear por este lugar e impregnarse del ambiente mágico de las flores. Cieza recupera para todos la cultura de los sentidos.

Y todo cerca de uno de los parajes naturales más bellos de la región, el Cañón de los Almadenes, formado donde el río Segura se estrecha, con altas paredes que se convierten en el lugar ideal en el que practicar deportes de aventura.

Sin duda, visitar Cieza en esta época del año se convierte en una escapada perfecta, tanto en pareja, como en familia. Flores y más flores, bellos paisajes, y muchas actividades para todos. No se puede pedir más.

Deja una Respuesta